El principio de la no violencia en Yoga: Ahimsa

Como siempre intento explicar a los no-yoguis, el yoga es mucho más que hacer posturas o asanas. De hecho, la parte de posturas es la menos importante, pero la más vistosa y por la que todos hemos empezado a practicar Yoga.

Los practicantes de yoga tenemos ocho ramas de práctica, que debemos aplicar en todo momento para llegar a esa “iluminación” o estado de bienestar total. Hoy os voy a hablar de los “Yamas” que son “autorestricciones, 
cinco normas éticas que nos conducen a armonizarnos con los principios universales” (Manual Yoga Vida- Hatha Yoga).

El primero de estos principios es Ahimsa o no violencia. Para mí, es uno de los más importantes porque me doy cuenta de que en esta sociedad lo que se busca es, precisamente, lo contrario. Y no estoy hablando de violencia en el sentido de armas, peleas, insultos y demás. Estoy hablando de algo mucho más sutil y que va de mí hacia mí. Quizás pienses que tú “no te maltratas” y esto no va contigo. Pues bien, si respondes “sí” a alguna de las siguientes preguntas, quizás estabas equivocado:

  • ¿Duermes menos 7-8 horas normalmente?
  • ¿Bebes alcohol, fumas, tomas comida rápida?
  • ¿Estás cansado y aún así mantienes tu rutina acelerada?
  • ¿Te miras al espejo y piensas que tu cuerpo no es bonito o que odias alguna parte de ti?
  • ¿Te cabreas y culpabilizas cuando haces algo mal?
  • ¿Quieres llegar siempre más lejos y nunca estás satisfecho?

Pues bien, es complicado responder “no” a todas estas preguntas porque vivimos en una sociedad que nos dice: “tienes que ser mejor que los demás”, “tienes que ser guapo, delgado, sano, estar en forma”, “tienes que hacer muchas cosas y todas bien”, etc. Por eso cada vez nuestra salud mental está peor, las cosas como son (y de esto algo sé, que soy hija de psicólogos…).

Aceptación
La versión occidental de Ahimsa hacia nosotros mismos sería reforzar la autoestima. Valorarnos, respetarnos y no ser más duros con nosotros de lo que seríamos con cualquier otra persona. Aceptarnos como somos; ojo, esto no quiere decir que no podamos mejorar. Solamente quiere decir que por mucho que nos castiguemos, no vamos a ir más rápido, ni a ser más felices, ni nada.

Por otro lado, Ahimsa implica no violencia hacia los demás, la cual es más fácil de identificar. En el mundo del Yoga, esto incluye todos los seres: tanto humanos, como animales. Por eso se relaciona con el vegetarianismo. Ahimsa no contempla hacer daño a ningún ser vivo. Nos dice el yoga que la violencia se nos vuelve en contra, por lo que si irradiamos violencia, volverá hacia nosotros. Por ejemplo, el ser humano ha tratado con violencia al medio ambiente y ahora se está volviendo en contra. En realidad es fácil visualizar este concepto: cuando hablamos mal a otra persona, lo normal es que nos conteste igual.

El Yoga nos ayuda a aceptarnos, a frenar ese “qué idiota eres, qué mal lo haces, qué patosa estás hoy” por un “no te preocupes, ya saldrá; has hecho lo que has podido; eres perfecta tal y como eres”. Es fácil decirlo, nada fácil llevarlo a cabo. Pero quien creyera que el camino del Yoga era fácil, ¡siento decepcionarle!

ENTRADA ESCRITA POR SARA CIBANAL ARCE

@FITLICIDAD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s