Diez consejos para comer sano cuando te vas de viaje

Cuando viajamos normalmente tendemos a saltarnos todas nuestras rutinas: dormimos menos, hacemos menos (o nada) de deporte, comemos a diferentes horas y elegimos una dieta que no suele ser la más adecuada. Solemos achacar estas decisiones al hecho de que no estamos en casa y de que, si estamos de vacaciones, “nos lo merecemos”. Sin embargo, ¿cuántas veces has acabado con el estómago destrozado después de unos días fuera de casa? Ya no hablemos de la fluctuación de peso, que eso es otro tema.

Aquí te dejo una serie de consejos para comer un poco mejor cuando vas de viaje; especialmente si viajas mucho (ya sea por placer o por trabajo), para que tu cuerpo no lo sufra:

  1. Intenta hacer las comidas principales todos los días a la misma hora -dentro de lo posible. Si crees que la ruta de ese día te va a hacer atrasar la comida dos horas, puedes optar por llevártela encima para no tener que experimentar este desajuste. Tu cuerpo lo agradecerá y podrás controlar más el hambre, para evitar comer por “gula”.
  2. Compra fruta para picar entre horas. Normalmente cuando comemos en bares o restaurantes no probamos nada de fruta, así que aprovecha los almuerzos y meriendas para consumir tu ración diaria. También puedes optar por tortitas de arroz o maíz, que además no pesan.
  3. Si crees que vas a andar justo de proteínas, lleva batido de proteínas en la maleta o una bolsa de frutos secos. Al menos cubrirás una parte de tu dosis diaria.
  4. Intenta incluir una ración de ensalada o verduras en todas las comidas. Puedes sustituir las patatas fritas por ensalada en muchos restaurantes; también puedes optar por un plato que tenga una base más vegetal que de carbohidratos.
  5. Lleva cuidado con los desayunos. Tendemos a consumir bollería cuando desayunamos fuera, pero recuerda que puedes optar por unas tostadas (añadiendo también algo de queso o fiambres), muesli con yogur, huevos revueltos u otras opciones que te aporten más nutrientes (y menos calorías!).
  6. Agua, agua, agua. Otro de los mayores errores al estar fuera es que no bebemos, ni por asomo, nuestros 2 litros de agua al día. ¿Solución? Pide agua en las comidas (aunque hayas pedido vino o cerveza también) y cómprate una botella grande para asegurarte de que te la terminas.
  7. Controla en las cenas. Normalmente las cenas son la comida del día que más variamos cuando estamos fuera y la que después hace que durmamos peor. Si vas a cenar mucho, procura que sea al menos 2 horas antes de irte a dormir. Si tienes la opción, cena algún día “de supermercado” algo ligero para compensar los excesos del viaje.
  8. Busca opciones saludables. Hoy en día es más fácil encontrar restaurantes saludables en casi todas las ciudades. Por ejemplo, se lleva mucho el estilo hawaiano con los “poke bowl” que son una mezcla de verduras, una ración de proteínas y otra de cereales; si quieres pescado, mejor a la plancha que frito; si vas a un restaurante asiático, los platos japoneses suelen ser más ligeros que los chinos; si eliges un italiano, puedes pedir una ensalada caprese.
  9. En las comidas sociales, recuerda que puedes elegir las opciones más ligeras. Si han pedido muchos entrantes, opta por un principal ligero como una sopa o una ensalada. Así al menos te asegurarás de no salir rodando del restaurante y tampoco quedarás mal con tus anfitriones.
  10. Escucha a tu cuerpo. Muchas veces en los viajes llega un momento en el que nos movemos entre la molestia en el estómago y volver a hincharnos. Cuando notes que los excesos se te han ido de las manos, hazte un chequeo y valora si te merece la pena. Recuerda que la digestión consume muchísima energía, ¿no preferirías tenerla disponible para disfrutar de tu viaje?

Espero que os haya gustado y os animo a introducir poco a poco estos consejos. Yo soy la primera que, entre tanto viaje, acabo con el cuerpo desajustado y el estómago resentido. Sin embargo, en los viajes en los que he llevado más control y me he salido menos de mi rutina, he notado un mayor bienestar y he podido aguantar mejor el “trote”.

Si tenéis algún truco más, ¡por favor compartidlo!

ENTRADA ESCRITA POR SARA CIBANAL ARCE
insta1 @FITLICIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s