“La leche es el alimento más completo”

Muchas veces hemos escuchado que la leche es el alimento más completo que existe. Que tiene muchas vitaminas, proteínas y lo más importante: mucho calcio. Sin embargo, en los últimos años han empezado a surgir otras variantes vegetales porque había personas a las que la leche “les sentaba mal”.

En primer lugar vamos a ver la parte más “científica” del asunto. Es decir, para que una vaca esté siempre dando leche, ¿no debería estar siempre teniendo crías? Pues bien, cuando tienen un ternero, se les separa de él durante el mismo día y se las conecta a máquinas ordeñadoras. Además, hay que tener en cuenta que son manipuladas genéticamente, se las insemina de forma artificial y además se les suministran diversos fármacos/drogas para evitar, entre otras cosas, las infecciones en las glándulas mamarias.

Pese a que una vaca en condiciones normales podría vivir 25 años, en la industria láctea apenas duran 4 o 5 años y después acaban como hamburguesa de baja calidad o comida para animales.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis algunos vídeos por si queréis comprobar que la vida real de las vacas no es la imagen idílica de los cartones de Central Lechera Asturiana. Hoy en día es inviable tener a las vacas felizmente pastando con la producción tan amplia que hay de leche y derivados lácteos.

https://www.youtube.com/watch?v=GzS8p727gvM

https://www.youtube.com/watch?v=kxJ3d_hnXXM

https://www.youtube.com/watch?v=6RNFFRGz1Qs

Por otro lado, desde un punto de vista de sentido común, no es lógico que un ser humano adulto consuma leche de vaca. Primero porque la leche materna está hecha para ser consumida en los primeros meses/años de vida, ya que aporta una serie de nutrientes y calorías que son suficientes para un rápido crecimiento de los bebés o las crías.

Y segundo, porque no hay ningún otro caso en la naturaleza en el cual una especie consuma leche materna de otra especie. Que al final suena muy duro, pero, ¿quién se pondría a beber leche directamente de una vaca? Porque al final es más o menos lo que hacemos.

En mi caso, que he tenido acné desde bien pequeña, hubiera dejado de tomar leche mucho antes si llego a saber que es una de las causas o por lo menos contribuye al acné. Esto se debe a que la leche, de forma natural, tiene ciertas hormonas que al interactuar con las nuestras, aumenta el acné. Como sé que hay muchos bulos y escepticismo, dejo aquí el enlace a unos artículos científicos sobre el tema:

https://escholarship.org/uc/item/77b9s0z8

https://www.naturalnews.com/024613_milk_acne_blood.html

https://www.whitelies.org.uk/health-nutrition/insulin-growth-factor-1-igf-1

https://www.nature.com/articles/1602086

De todas formas, os animo a que probéis una semana sin lácteos, que es algo viable y podéis comprobar si notáis alguna mejoría. Conozco gente que ha mejorado distintos aspectos al dejar de consumir lácteos, pero cada cuerpo es un mundo y no existe una verdad universal al respecto.

Hoy en día es fácil encontrar yogures y leche vegetales en casi cualquier supermercado, así que es bastante sencillo probar cómo nos sienta. Personalmente, mi experiencia ha sido muy buena tanto a nivel digestivo como en una mejora de la piel.

¿Nos contáis vuestra opinión o experiencia? ¡Os leemos!

Entrada escrita por Sara Cibanal Arce

insta1 @fitlicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s