“El hummus de HACENDADO está más bueno”

Hará un par de meses que hice hummus por primera vez. Porque yo soy muy fan del hummus; del de Mercadona concretamente. Es que está espectacular, ¿eh? Y del guacamole ya ni hablemos, brutal.

Total que me puse al lío para hacer hummus, no es difícil pero lleva su tiempo y hay que acertar con las cantidades. He probado ya varias veces, pero nunca queda igual (ni parecido) al de Hacendado. Lo mismo con el guacamole, me sale bueno pero no es similar en sabor -ni color- al de nuestro querido Hacendado.

Qué suplicio, encima de que me cuesta tiempo y unto media cocina, al final el que compro hecho tiene más sabor.

El caso es que últimamente he hecho hummus varias veces en gran cantidad y no he comprado del que viene ya hecho. Hace unos días, mi pareja compró hummus y probé un poquito para quitarme el antojo. Estaba muy bueno, pero me sabía muy artificial comparándolo con el mío. No es de extrañar, veamos los ingredientes de uno y de otro:

El mío: harina de garbazo o garbanzos, sésamo crudo o tahini, limón, ajo, sal, pimentón, aceite de oliva, agua, comino molido.

El de Mercadona: garbanzos, aceite de girasol, pasta de sésamo, agua, zumo de limón, aceite de oliva, ajo molido, sal, acidulantes (E-330, E-270) y conservante (E-202).

Que sí, que los acidulantes y conservantes no son peligrosos (en cuanto a toxicidad) y todo lo que queráis, pero ¿alguien sabe realmente lo que son? Porque yo he tenido que buscarlos en google y sigo sin tener muy claro qué me estoy metiendo en el cuerpo.

Toda esta introducción para deciros un hábito que a mí me ha cambiado la cesta de la compra: leer las etiquetas. Sí, que es un rollo al principio y que tardas el doble en hacer la compra. La primera vez; luego ya sabes qué compras y qué no. Porque antes yo veía un yogur bajo en calorías o unos cereales para tener el vientre plano, y a la cesta. Ahora no: ahora le doy la vuelta al maravilloso envoltorio cargado de estrategias de marketing y me voy directa a la parte donde pone “Ingredientes”. Normalmente lo vuelvo a dejar en la estantería, porque descubro que lleva un montón de cosas que no me apetece meterme en el cuerpo.

Os animo realmente a que pongáis esto en práctica. Porque a mí me hace mucha gracia la gente que piensa que come “sano” porque no toma ni “grasas” ni “azúcar”. “Es que yo me tomo el café con sacarina y no le pongo azúcar a nada, ni tomo dulces” me dicen súper convencidos y orgullosos. Pero claro, igual no sabéis que hay mogollón de productos que llevan azúcar por ahí escondido y os lo estáis metiendo entre pecho y espalda (espero que no sea vuestro caso, de verdad). ¿Queréis ejemplos? Ahí van:

  • Cereales integrales: sí, los de “dieta” también. Si quieres unos que no lleven azúcar, cómprate copos de avena. Y ya está. Sí, el muesli crujiente ese que está tan rico, también lleva azúcar.
  • Pechuga de pavo: igual alguna no lleva, pero hay que leer la etiqueta para comprobarlo.
  • Zumos naturales envasados: ya sabes, mejor zumo natural. Que es peor que comerse la fruta directamente, pero al menos no le echas nada raro.
  • Tomate frito; mayonesa; salsas en general
  • Yogures desnatados: ojo que les quitan la grasa, no el azúcar. Sorpresa!
  • Barritas energéticas; barritas de adelgazamiento
  • Bebidas para deportistas: aquí voy a ser un poco cruel. Si sales a correr una horita no te hace falta un Aquarius. Hay una bebida transparente más barata que te hidrata y puedes incluso tomarte una fruta si crees que has perdido mucha glucosa. No necesitas meterte un refresco que te dé todo el azúcar que has intentado perder saliendo a correr. Artículo interesante: https://www.vitonica.com/minerales/son-realmente-necesarias-las-bebidas-isotonicas

En fin, espero no haberos amargado el día, simplemente quería reflexionar un poco sobre el por qué algunos alimentos caseros y naturales “no tienen tanto sabor como los de Mercadona”. Creo que es posible reeducar el paladar para que valore la comida real, pero sin duda es un esfuerzo que requiere tiempo y voluntad. Y recuerda: si no sabes lo que es ese ingrediente, mejor opta por otra opción en tu cesta!

¡Feliz día!

Entrada escrita por Sara Cibanal Arce

insta1 @fitlicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s